Imagen para la cabecera

¿Para qué sirve el certificado de sede electrónica?

El art. 38 de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público, establece la regulación de la  sede electrónica en los siguientes términos:

1.- La sede electrónica es aquella dirección electrónica disponible para los ciudadanos a través de redes de telecomunicaciones cuya titularidad corresponde a una Administración Pública, o bien a uno o varios organismos públicos o entidades de Derecho Público en el ejercicio de sus competencias.

2.- Deberá garantizarse la identificación del órgano titular de la sede.

3.- Las sedes electrónicas dispondrán de sistemas que permitan el establecimiento de comunicaciones seguras siempre que sean necesarias.

Para cumplir estos requisitos legales la sede electrónica del Ayuntamiento de Cuenca está dotada de un certificado de identidad de su servidor web. Ese certificado permite:

  • Identificar al portal https://sede.cuenca.es como la sede electrónica del Ayuntamiento de Cuenca.
  • Garantizar la comunicación segura. Toda la información intercambiada entre cualquier persona que acceda a la sede y la propia sede es cifrada.  

¿Cómo saber si la sede electrónica está vinculada al Ayuntamiento de Cuenca ?

Consultando la información del certificado, en función del navegador estará en la parte derecha de la barra de direcciones o bien en la barra de estado que se puede ver en la parte inferior del navegador, haciendo doble click con el ratón en el icono del candado o de la llave.

El certificado asegura la identidad del equipo remoto donde residen las páginas Web de la sede electrónica del Ayuntamiento de Cuenca.

¿Cómo saber si la sede electrónica del Ayuntamiento de Cuenca es un sitio seguro?

En todas las páginas de la sede electrónica del Ayuntamiento de Cuenca, aparece el término https:// al comienzo, en lugar del habitual http://. Esto significa que esas páginas Web utilizan el protocolo de comunicaciones seguro, la transmisión de datos es segura y garantiza la privacidad e integridad de la información que se transmite, excluyendo la posibilidad de ser víctimas de un fraude.